Descubriendo las casas pasivas

Descubriendo las casas pasivas

Entre los profesionales de las empresas instaladoras de placas solares es común oír hablar de casas pasivas, una opción de construcción cada vez más demandada, aunque no tanto como nos gustaría, y que combina a la perfección la arquitectura sostenible y la eficiencia energética.

¿Cuáles son sus características?

Vamos a ver de manera sencilla las características que la diferencian de una construcción convencional.

  • Orientación. Esta cuestión es la primera en la que hay que pensar, puesto que la orientación está directamente relacionada con el consumo energético.
  • Diseño bioclimático. Imprescindible tener en cuenta el clima con el fin de poder aprovechar el máximo de sol en invierno y la sombra en los meses más calurosos.
  • Materiales. El uso de materiales más ecológicos, reciclados y/o reciclables, que no afecten al medio ambiente.
  • Aislamiento. Es importante apostar por un buen aislamiento térmico y acústico que permita mantener una temperatura confortable sin tener que depender del consumo energético para conseguirlo.
  • Ventilación. En este sentido hablamos de una ventilación mecánica y controlada, de manera que el aire se renueve pero sin la necesidad de mantener abiertas las ventanas. 

¿Y sus ventajas?

El aumento del confort es una de las mayores ventajas para los propietarios de las casas pasivas y para el resto del planeta: el cuidado del medio ambiente.

  • Reducción de las emisiones de carbono
  • Eficiencia energética
  • Temperatura estable
  • Mejor aislamiento acústico
  • Mejor calidad del aire

¿Autoconsumo energético?

La instalación de paneles solares es sin duda otro de los imprescindibles que encontrarás en una vivienda pasiva. 

El uso de energía 100% renovable como es la energía solar es una muy buena manera de reducir la factura energética y nuestra contaminación. 

Es importante tener claro que la inversión destinada a una buena instalación que esté perfectamente adecuada a  nuestras necesidades de energía se verá amortizada en unos pocos años, que no son nada en comparación con la vida útil de los paneles solares que ronda los 25 o 30 años, y que además, no conllevan un mantenimiento difícil o costoso. 

Si quieres saber más acerca de los proyectos que llevan a cabo las empresas instaladoras de placas solares en casas pasivas o en cualquier otro tipo de edificación, esperamos tus consultas en Solari Power.