Diferencias entre energía solar fotovoltaica y energía solar térmica

empresas instaladoras de paneles solares

Diferencias entre energía solar fotovoltaica y energía solar térmica

Como una de las empresas instaladoras de paneles solares queremos dedicar este post a ver las diferencias entre la energía solar fotovoltaica y la energía solar térmica.

En el sector de la energía solar distinguimos entre estos dos tipos de tecnologías que dependen del sol pero que operan de forma diferente. Aunque ambas aprovechen la energía solar con paneles o colectores solares, entre la energía solar térmica y la solar fotovoltaica hay varias diferencias. La principal radica en la forma de almacenaje. En el caso de la energía solar fotovoltaica se usan baterías pero en la térmica se recurre a depósitos de agua. Dicho de otro modo, la energía solar fotovoltaica permite transformar la radiación solar en energía mediante módulos fotovoltaicos. Se puede usar en grandes instalaciones y en instalaciones de placas solares de autoconsumo.

Por otro lado, lo que hace básicamente la energía solar térmica es calentar un fluido. Este proceso de calentamiento sirve para producir agua caliente sanitaria. Por ejemplo, para la climatización de edificios y casas o para calentar el agua de las piscinas piscinas. En Solari Power te recordamos que tiene además diferentes usos industriales como por ejemplo la producción de electricidad a través de turbinas.

Por su parte, la energía fotovoltaica, se destina a la alimentación de motores y aparatos eléctricos. Se hace un uso distinto de la energía solar. La térmica la absorbe y la transforma en calor y de hecho se puede usar directamente para calentar fluidos o generar electricidad mediante el almacenamiento. En cambio, la fotovoltaica utiliza la energía del sol y la transforma en electricidad.

Tipos de radiación solar

  • Directa: se puede concentrar para su uso
  • Difusa: se produce por reflexión solar y refracción solar de la atmósfera y las nubes.

Componentes de una instalación de placas solares

  • Placas solares: generan la energía eléctrica a través de la energía del sol.
  • Inversor solar: habilita el uso doméstico y el transporte de la energía solar.
  • Batería solar: almacena la energía solar.
  • Cableado y contadores: transportan y cuantifican la energía generada.

En definitiva, a pesar de que las dos energías utilizan la radiación solar, la térmica aprovecha el calor del sol y la fotovoltaica convierte la luz en electricidad.